Loading

Guía de respuesta a amenazas e intimidación

Amenazas en persona

– ¿Qué hacer? –

Identifique una ruta de escape. Deje toda pertenencia que pueda entorpecerlo. De ser posible, ayude a los demás a escapar. Llame al 911.

Ocúltese lejos de la amenaza. Asegure las puertas u obstruya las entradas. Silencie su teléfono celular (incluido el modo de vibración) y permanezca en silencio hasta que la amenaza haya terminado.

Luchar deberá ser su último recurso y solo póngalo en marcha cuando su vida esté en peligro inminente. Intente impedir la amenaza. 

Una AMENAZA verbal en PERSONA es la que se experimenta cuando la víctima no se encuentra en peligro inmediato o cuando se pretende llevar a cabo la amenaza más tarde.
  • Anote o registre de cualquier otro modo la amenaza exactamente como se pronunció.
  • Registre el mayor número de detalles descriptivos como sea posible sobre la persona de quien recibió la amenaza: nombre, apariencia, color de piel, sexo, estatura, peso, color de cabello y ojos, voz, vestimenta o cualquier otra característica distintiva.
  • Dé parte de la amenaza a las fuerzas del orden público.

Amenazas por teléfono

Una AMENAZA PROFERIDA POR TELÉFONO es una amenaza que se recibe por teléfono. Debe intentar obtener la mayor información posible sobre la persona que llama y amenaza, a menos que la amenaza se ejecute cerca de usted o pueda lesionarlo inminentemente a usted o a los demás.
– ¿Qué hacer? –
  • Permanezca calmado y no cuelgue.
  • Mantenga en la línea a la persona que llama el mayor tiempo posible e intente obtener información para determinar si la amenaza es concreta, realista o representa un peligro inmediato para usted o los demás.
  • De ser posible, haga señas a las personas en su cercanía para que escuchen y den parte a las fuerzas del orden.
  • Apunte toda información que aparezca en la pantalla electrónica del teléfono.
  • Escriba las palabras exactas de la amenaza.
  • De ser posible, grabe la llamada.
  • Esté disponible para tratar los detalles con el personal de las fuerzas del orden público.

Amenazas por mensaje electrónico

Una AMENAZA POR MENSAJE ELECTRÓNICO es la que se experimenta al recibir una amenaza a través de mensajería directa, correos electrónicos o redes sociales. Puede constituir una amenaza de chantaje o de consecuencias adversas si la víctima no cumple lo que se exige.
– ¿Qué hacer? –
  • No abra mensajes ni documentos adjuntos electrónicos de remitentes desconocidos.
  • No se comunique en las redes sociales con personas desconocidas o no deseadas.
  • Asegúrese de que se haya establecido el nivel más alto de protección en su configuración de seguridad.

Si recibe una amenaza electrónica:

  • No elimine el mensaje. Por medio de un examen forense pueden descubrirse detalles importantes.
  • Deje el mensaje abierto en la computadora.
  • Dé parte de inmediato a las fuerzas del orden público.
  • Imprima, fotografíe o copie el mensaje, la línea de asunto, la fecha y la hora.
  • Conserve toda prueba electrónica.

RECOMENDACIONES

Si se encuentra en peligro físico inmediato, llame al 911.

Si lo amenazan, póngase en contacto con el área de Seguridad  Física o proporcione información llamando al 0984121577 o al correo electrónico gatorres@baustro.fin.ec